Volver a Cuéllar

Visitas Teatralizadas

Visita al Castillo Habitado

Este castillo encierra, en realidad, muchos castillos, siempre ligado a la vida de Cuéllar. Desde el s. XII en el que se levantó una fortaleza, el castillo se ha ido construyendo a lo largo de los siglos. Muchos estilos arquitectónicos: mudéjar, renacentista, neoclásico… y muchos usos, lo que con el paso de los años le ha conferido una historia y una personalidad propia. Los personajes que vivieron en él resurgen de entre sus muros. Reyes y obispos, nobles y criadas, dueñas y mancebos nos llevan de la mano por los rincones del castillo y nos sumergen en un mundo de guerras, de amores y odios; nos muestran las historias que se refugian en las cocinas, en los puestos de guardia y entre las manos de los criados… En las bodegas conoceremos el mundo de los de abajo, de los sirvientes: pintanceros, artesanos, espíritus del vino. En el Torreón de la Memoria encontraremos a los Duques, a los nobles, y muchos personajes que habitaron en el castillo y que de alguna manera forman parte de la historia de Cuéllar.