Qué ver en Cuéllar

Castillo de los duques de Alburquerque

Situado en la parte más alta de la villa, comenzó a construirse en el s. XII, pasando a ser propiedad de los duques de Alburquerque en el s. XIV. Edificio con planta rectangular con cuatro torreones en las esquinas, tres de ellos circulares. En el interior se abre un patio de columnas que sostienen una doble galería con arcos rebajados del siglo XVI, al que se abren los diferentes salones decorados con artísticas techumbres, artesonados de estuco y vigas talladas.

Actualmente podemos visitarlo a través de una visita teatralizada en la que nos asaltan los habitantes ilustres que ha tenido el Castillo a lo largo de su historia También alberga la Oficina de Turismo.

 

Murallas de Cuéllar

Cuéllar conserva una buena parte del trazado del doble recinto amurallado que protegía la ciudad. Posee dos tramos transitables por su  adarve, que permiten contemplar una perspectiva diferente de la villa.

 

Iglesia de San Martín

Templo mudéjar con 3 naves, triple ábside y torre a los pies. Fue declarada Monumento Histórico-Artístico en 1931. En su interior conserva una pequeña capilla con yeserías mudéjares. Hoy alberga el Centro de Interpretación del Arte Mudéjar.

 

Arco de San Basilio

Una de las puertas de entrada a la ciudadela. Fue levantado por alarifes mudéjares, probablemente en el s. XII, con gran influencia toledana. Está formado por una bóveda de cañón reforzada con tres arcos fajones flanqueada por dos torreones, uno rectangular  y el otro semicircular, desde los que por su interior se accede a los dos niveles del adarve. Entre dos de los arcos se conserva el hueco del rastrillo.

 

Convento de San Basilio

Edificado por frailes basilios en el s. XVII. Fue desamortizado en el s. XIX, pasado a manos privadas donde hoy existen varias viviendas y negocios privados.

 

Iglesia de San Andrés

Situada a extramuros, es uno de los templos más perfectos del arte mudéjar. Tiene tres naves y crucero con tres ábsides. En su interior destaca un Calvario románico-bizantino, pinturas murales en los ábsides y del exterior los muros exteriores decorados con ladrillos

 

Arco de San Andrés

Pertenece al segundo recinto amurallado que rodea la ciudad. Solamente conserva uno de los arcos de lo que fue un conjunto defensivo mucho más complejo. Posee restos mudéjares y en su clave destaca el escudo del concejo de Cuéllar.

 

Iglesia de San Esteban

Posee el ábside más representativo del arte mudéjar. En su interior destacan varios sepulcros de alabastro en gótico-mudéjar s. XII-XIII.

 

Parque Arqueológico de San Esteban

Tumbas escavadas, pilas para tinturas reconstruidas, un pozo de nieve y cinco silos de alimentos recuperados definen este parque.

 

Estudio de Gramática

Edificio renacentista del S. XV construido por el arcediano Gómez González. Fue uno de los estudios de gramática más importantes de la Edad Media y Moderna.

 

Arco de la Judería

Pequeña puerta de la muralla desde donde arranca el segundo recinto de muralla. Su nombre confirma la existencia de la comunidad judia en este barrio.

 

Granero de Agustín Daza

Antigua casona del s. XVII. Fue antiguo granero de pan y Monte de Piedad para ayudar a los labradores más necesitados.

 

Arco de Santiago

Pequeño arco que comunicaba los dos recintos amurallados. Fue realizada con sillares de piedra caliza. La puerta se encuentra reforzada con una imponente torre. Interesante mirador del “mar de pinares”.

 

Ábside de Santiago

Ábside mudéjar s. XII-XIII que son los restos de la iglesia que en origen tuvo tres naves y que por su situación formó parte defensiva de la muralla.

 

Arco de San Martín

Gran puerta de sillería de piedra caliza franqueada por dos grandes torreones donde destacan los escudos de armas de la casa de Alburquerque.

 

Panera y Casa del Duque de Alburquerque

Caserón del s. XVIII que perteneció a la casa ducal de Alburquerque y también fue un importante granero.

 

Capilla y Hospital de la Magdalena

Fue fundado por el Arcediano Gómez González. La capilla gótica tiene interesantes pinturas murales del s. XV. Formó parte del hospital que tiene adosado.

 

Iglesia de San Miguel

Situada en la plaza Mayor. El edificio es fundamentalmente gótico, aunque posee elementos románicos, mudéjares y renacentistas. El retablo del altar mayor lo preside la Virgen del Rosario, atribuida a Pedro Bolduque, patrona de Cuéllar, es una valiosa obra barroca

 

Ayuntamiento – Cárcel Vieja

Hermoso palacio renacentista, testigo de los cambios que ha vivido la actual sede del Concejo de la Villa.

 

Palacio del Rey Pedro I

Es uno de los pocos edificios del románico civil que se conservan en la actualidad. Palacio del s. XIII-XIV con portada románica, estancias góticas, artesonados mudéjares y bellas ventanas ajimezadas. Destaca el artesonado de su interior.

 

Palacio de Santa Cruz

Palacio mudéjar del s. XVI que perteneció a la familia Bazán. Se levantó junto a la muralla donde destaca una interesante balconada de madera.

 

Iglesia de San Pedro

Datada a en 1095, posee un ábside fortaleza con paso de ronda y saeteras. Se encontraba junto a la puerta de muralla del mismo nombre hoy desaparecida. La obra del templo y de la torre es fundamentalmente gótica.

 

Tenerías

Un espacio recuperado de una antigua tenería donde se puede conocer el proceso de transformación de las pieles en cuero con un recorrido visual, sensorial y experimental en la planta baja del edificio. La planta superior del edificio se usa como sala de exposiciones. Se recomienda la visita de su jardín, donde se realizan actuaciones musicales en verano.

 

Torre de Santa Marina

De la bella iglesia mudéjar porticad sólo queda la torre con decoración de ladrillo sobre un muro de manpostería. Destacan los arcos de ladrillo doblados y enmarcados en casetones que carazterizan el mudéjar cuellarano.

 

Convento de la Trinidad

La iglesia mudéjar de la Trinidad formaba parte de lo que hoy son las ruinas del Convento de la Trinidad. Convertida en vivienda mantiene sus bóvedas barrocas.

 

Casa de los Rojas

Hoy palacio de justicia fue casa de una de las familias nobles más importantes de Cuéllar, destacados descubridores en América.

 

Casa de los Velazquez del Puerco

Casona con portada en arco gótico sobre la que destacan los escudos de armas de las familias Velázquez del Puerco e Hinestrosa Córdoba.

 

Casa de los Daza

Perteneció a una de las familias de hidálgos cuellaranos. Sobre su puerta de piedra enmarcada en arco de medio punto destacan los escudos de las familias Herrera y Daza.

 

Casa de los Velázquez y Ruiz de Herrera

Edificio blasonado que aún esconde arcos y sillares por descubrir destacando sobre el arco de medio punto de su puerta los escudos de armas de las familias Velázquez y Ruiz de Herrera.

 

Convento de San Francisco

Fue el mayor templo de Cuéllar al reformarlo los Duques como lugar de enterramiento de la casa ducal. Albergó sus ricos sepulcros en alabastro. Sufrió un gran expolio. Actualmente es propiedad del Ayuntamiento y usada para desarrollar actividades culturales.

 

Iglesia de El Salvador

Es conocida por los arcos a modo de arbotantes que refuerzan el ábside mudéjar para soportar la bóveda barroca. Llama la atención su esbelta torre. En su interior se conserva una portada románica.

 

Iglesia de Santo Tomé

Sólo se conserva en su estado original la capilla gótica adosada a la iglesia. La iglesia ha sufrido muchas modificaciones al pasar a manos privadas, pudiéndose apreciar aún parte del ábside y la torre.

 

Convento de la Concepción

La planta original de la iglesia estaba dispuesta transversalmente a la actual. Levantada con el patrocinio de la familia de Melchor de Rojas y Constanza Becerra en el s. XVI. Destaca un retablo de Pedro Bolduque.

 

Convento de Santa Isabel

También conocido como Convento de Santa Ana. Fundación ducal de finales del s. XVI para la Orden de las Terciarias Franciscanas. Completa un entorno franciscano junto a los conventos de San Francisco y La Concepción.

 

Iglesia de Santa María de la Cuesta

Declarada Bien de Interés Cultural en el año 1995. Iglesia de una sola planta de origen románico, destacando su ábside, pero se conservan también interesantes restos mudéjares. Situada extramuros de la villa sobre una colina con excelentes vistas de la villa y del mar de pinares.

 

Convento de Santa Clara

Desde el s.  XIII acoge esta comunidad de monjas. El edificio, que sustituyó a uno primitivo, es el más representativo del gótico cuellarano aunque presenta elementos diferentes estilos como fruto de las diferentes etapas constructivas por las que ha pasado.

Deja un comentario

Your email address will not be published.